miércoles, 30 de marzo de 2016

Procesan a 5 policías




Cinco efectivos de la policía nacional de San Martín vienen siendo investigados por el ministerio público, por el presunto delito de cohecho pasivo. Todo comenzó el 11 de junio del 2015 cuando los cinco agentes intervinieron a José Martin de la Cruz Vilcabana un empresario que había adquirido mercadería. Al momento que se encontraba transportándola se acercaron tres agentes policiales identificándose como el sub oficial de tercera Walter Vásquez Barboza, José Luis Gil Hernández y Max Henry Puscan Cardozo, quienes le indicaron que pertenecen a la división de investigación criminal, y que lo están interviniendo porque la mercadería que está transportando es robada. Por ende debería ser conducido a la sede de la Divincri para ser investigado. Ya en la sede según de la Divincri según la manifestación que dio José Martin de la Cruz Vilcabana ante el Ministerio Público al ser conducido a dicho lugar donde recuerda que era la oficina de investigado, se encontró con Percy Ojeda Ramírez y a Jean Marco Flores Sánchez. Al sentarse en una de las sillas, el sub oficial José Luis Gil Hernández en presencia de tres efectivos policiales le indico que se encuentran fregado porque la mercadería que trasladaba era robada y para no llegar a mayores debería entregar la suma de siete mil soles. De lo contrario terminaría en un penal.El intervenido dijo que no cuenta con esa suma de dinero y que lo dejen ir. Sin embargo, no fue aceptado por Gil Hernández quien le volvió a recriminar en presencia de los tres efectivos policiales, aduciendo que no le van a dejar ir sin antes arreglar. Al no tener respuesta positiva le dijo que cuánto es lo que tiene para pagar para que lo dejaran en libertad.Pese a eso, el detenido volvió a indicar que no tenía dinero. Sin embargo, el sub oficial Luis Gil Hernández al ver que el empresario continuaba negando le pasó un teléfono comunicándose son un sub oficial que se identificó como Ojeda, a quien le dijo que no tiene dinero para pagar esa suma pero para que le dejen en libertad deja toda su mercadería más su carro. Al no tener respuesta pronta el denunciante volvió entregar el teléfono. Minutos más tarde volvió a sonar el celular de Gil Hernández en presencia de los cuatros efectivos policiales que estuvieron en la intervención, para que el sub oficial Luis Gil comenzara a hablar con el sub oficial Ojeda, al colgar la conversación volvió gil Hernández al comerciante a indicar que tenía que entregar dinero y no mercancía. Sin embargo volvió a tener como respuesta que no puede pagar pero que si puede dejar en prenda su carro. Este hecho hizo que nuevamente el sub oficial Gil Hernández se comunicara con el sub oficial Ojeda quien al conversar con el comerciante, aceptó la propuesta pero le dejó como recomendación que no vuelva a vender aceite robado de lo contrario terminaría en un penal. Al salir de la sede la divincri el comerciante procedió a colocar su denuncia ante ministerio público quien decidió abrir proceso contra los efectivos policiales, sin embargo al iniciar las investigación y la detención de los agentes en junio del 2015, aparentemente se frustró porque uno de los agentes de apellido Ojeda logró darse a la fuga, hecho que hizo que los sub oficiales involucrados llevaran el proceso en libertad continuando son sus labores diarias. Sin embargo a casi un año la fiscalía anticorrupción que se logró descentralizar para formar una oficina en Tarapoto, tomo el caso y decidió ampliar la investigación, quienes mediante una orden Judicial dictaminado por la tercera juzgado de investigación preparatoria que lo dirige el juez Cesar Mariano Méndez Calderón, procedieron la tarde de ayer a detener a los efectivos cinco efectivos policiales identificados como: Walter Vásquez Barboza, José Luis Gil Hernández, Percy Ojeda Ramírez, Jean Marco Flores Sánchez y Max Henry Puscan Cardozo, este último aparentemente se encuentra no habido en la capital de la república. Luego de la detención de los efectivos policiales, el ministerio público al mando del fiscal José Luis Villalta, procedieron a realizar el allanamiento de las viviendas de los efectivos policiales, horas más tarde los cuatro efectivos policiales fueron puestos a disposición del poder judicial, al salir de la sala del tercer juzgado pasado las 10 de la noche, condujeron a los detenidos hasta la sede del fiscalía anticorrupción, al realizar la documentación correspondiente, dijeron trasladarlos a diferentes comisarías para que supuestamente los involucrados no cambiaran su testimonio. El sub oficial Percy Ojeda Ramírez, al ser entrevistado por nuestro equipo de prensa indicó que no entiende por la fiscalía y el poder judicial decidieron armar todo el show, dejó en claro que él no se ha corrido de las investigación mostrando así un documento de citación del ministerio público que indica que está siendo citado para este 28 de marzo, asimismo dijo que nunca cometió dicho delito y que confía en la justicia. Asimismo mientras nuestra equipo de prensa realizada el seguimiento, para constatar el internamiento en los diferentes calabozos, como este caso camino a la comisaría de la banda de shilcayo, el sub oficial de tercera de nombre Jean Rojas Vásquez que manejaba su motocicleta de placa 5043-4S intentó en tres oportunidades chocar nuestro vehículos aparentemente tratando de provocar un accidente para no registra las imágenes del ingreso de sus colegas a la comisarias sin las marrocas correspondiente. Al ser increpado por nuestro equipo de prensa el sub oficial Vásquez Rojas, en todo momento en forma matonesca, intentaba amedrentarnos para no continuar con nuestro trabajo, pero este hecho no hizo que dejáramos de seguir registrando las imágenes, pasado las 11 de la noche los detenidos fueron conducidos, a la comisaría de la banda de Shilcayo, Tarapoto, y Morales. Finalmente al cierre de la información se supo que los cuatro efectivos policiales continuarán detenidos por cinco días a pedido del ministerio público quien pidió ampliación de investigación. (Yur Abanto)
Publicar un comentario